Los logros y retos de un emprendimiento femenino.

Hola, mi nombres es Mónica Pereira, fundadora y CEO de Okologie. Soy Lcda en  Tecnología de alimentos (UCR), emprendedora, mamá y esposa; y hoy quiero contarles lo que ha sido este viaje del emprendedurismo, los grandes logros y sacrificios que este camino me ha generado.

Este año, después de algunos años de haber iniciado con mi proyecto Okologie®, fui seleccionada para participar en Solá, el reto de innovación de Unilever y Alterna que convoca a los solucionadores más innovadores de Centroamérica para reducir el impacto ambiental, mejorar la calidad de vida, y generar bienestar con productos y servicios que marquen la diferencia.

Este año se realizó la segunda edición consecutiva de Solá y ser parte de este exclusivo grupo me llenó de gran satisfacción y orgullo. Saber que mi esfuerzo, el de mis colaboradoras y el de mi familia empezó a dar mucha más luz, me llenó de una ilusión enorme. Y es que fuimos seleccionadas entre más de 198 solicitudes de emprendedores de toda la region centroamérica ¡No les puedo explicar la gratitud!

Solá es un viaje, un viaje que para una persona emprendedora es toda una experiencia diferente. Desde que recibimos ese correo donde te dicen que tu proyecto fue seleccionado, es una emoción inexplicable. Llegar al aeropuerto sabiendo que tu emprendimiento es valioso para una marca como Unilever, y que vas con otras personas seleccionadas en el mismo vuelo pero no tenés idea de quienes son pero que de seguro llevan la misma sensación de felicidad, de orgullo y un poco de nervios.

Este proyecto reflejó humildad y mucho compañerismo, saber que todas y todos estábamos ahí con un mismo fin, en primer lugar crear impacto en nuetros países, hacer crecer nuestros negocios y por supuesto, ganar el reto Solá. Pero aún así en ningún momento se sintió un ambiente de competencia sino un grupo de emprendedores y compañeros, luchando y dando nuestro mayor esfuerzo por representar a nuestros valiosos emprendimientos; esos proyectos por los que lo hemos dado todo.

Estuvimos una semana en Guatemala, rodeados de mentores con mucha experiencia, dispuestos a ayudarte a aclarar todas esas dudas y darte guía para aplicar mejoras en tu negocio, siempre llenándote de motivación, positivismo y dándote herramientas muy invaluables para aplicar a cada emprendimiento. Una red profesional de gran apoyo, Sin lugar a dudas todo un honor!

Yo era una de las emprendedoras “más viejitas” del grupo; además mujer y mamá, muchos pensarían que una combinación complicada. Justo en esa semana mi hija se graduaba de su último año de escuela, tuve que darle la noticia muy dosificada para que comprendiera que su mamá también tendría un logro esa semana y que ambas estábamos luchando por brillar y dar lo mejor de cada una. Un momento duro, uno de esos momentos que una madre no se quiere perder, pero valientes encontramos el lado positivo y nos apoyamos. ¡Un gran ejemplo de lucha para mis hijas!

Una de las compañeras decía que una muy buena definición de una mujer emprendedora es ser VALÚ: Valiente, Audaz, Luchadora y Única, y definitivamente me llevé ese mensaje. Además de muchos amigos que están en lo mismo y podemos apoyarnos unos a otros, tanto en nuestro país como fuera de él.

Ahora todas y todos esperamos el resultado final de este Reto, donde solo uno de los proyectos será el ganador. Pero yo puedo decir que todos ganamos; ganamos una experiencia única, trabajamos con profesionales de calidad, conocimos seres humanos excepcionales, compañeros y amigos en este camino del emprendedurismo. Llegar hasta ahí nos hace ganadores.

Espero muy pronto contarles cómo terminó este proceso, deseando enormemente que sean excelentes noticas para OKOLOGIE®.

¡Sigan leyendo nuestro blog y compartan nuestro contenido!

🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *