CONSEJOS PARA PARRILLADAS SEGURAS.

Las parrilladas se han vuelto cada vez más frecuentes en las celebraciones costarricenses, y como anfitriones o asistentes debemos considerar una serie  importante de consejos para garantizar un ambiente seguro en todo aspecto. 

Parrilladas seguras

Okologie® presenta a continuación varias recomendaciones de seguridad alimentaria en la parrilla, datos importantes sobre temperaturas de cocción, y métodos ideales de almacenamiento de las carnes. Aprenderemos a evitar la contaminación cruzada en los asados.

LA PARRILLA

El área de cocina con parrilla de gas o carbón debería estar en el exterior, procurando al menos 3 metros de distancia de la casa, lejos de ramas secas o zonas de juegos. Es vital mantener alejado cualquier líquido inflamable, y prestar atención a los alrededores para mantener alejados a niños y mascotas.

Los cilindros de gas deben contar con válvula de seguridad (según el nuevo reglamento de Gas LP, aprobado en el 2018) y de preferencia almacenarse en zonas ventiladas. Desde el momento de instalación hay que asegurarse que no presenten fugas; y cuando no estén en uso deben cerrarse.

LAVADO DE MANOS

¡Los cocineros y ayudantes deben mantener sus manos limpias en todo momento! Lavarlas con agua tibia y jabonosa durante 20 segundos, antes de cocinar, luego de usar el sanitario, cambiar pañales, estornudar o tocar a las mascotas es obligatorio.

ALIMENTOS

El almacenamiento de carnes crudas es delicado y requiere mucha atención, ya que la contaminación entre los alimentos es algo que debe evitarse. (Conozca más sobre la contaminación cruzada: https://okologie.cr/5-consejos-para-evitar-la-contaminacion-cruzada-en-el-hogar/).

Las precauciones comienzan desde la compra y en el refrigerador. Es importante tener bolsas y contenedores específicos para cada tipo de alimento, también se recomienda organizar la carne en paquetes separados. Debido a esta necesidad, se crearon las bolsas Okologie®, que proporcionan una solución especializada y ecológica de alta calidad para carne de res, pescado y pollo, y todas sus necesidades de almacenamiento individuales. 

Lo recomendable es que las carnes se compren al final de todas las compras y llevarlas a casa lo antes posible para mantener la cadena de frío; se deben mantener en refrigeración por debajo de los 4°C. U. Al transportarlas se puede hacer con hielo o pads fríos.

UTENSILIOS

La Asociación de Tecnología de Alimentos de Costa Rica advirtió sobre la frecuencia con la que estamos expuestos a la contaminación cruzada mediante el uso de utensilios para carnes crudas y cocidas.

Así mismo, las tablas de picar pueden representar una gran amenaza de ser empleadas para carnes crudas y vegetales a la vez. Aquí hay tres puntos importantes a tener en cuenta siempre:

  1. Utilizar una tabla para las carnes crudas y otra para verduras o alimentos listos para comer (pan, por ejemplo).
  2. Se deben lavar con jabón luego de preparar cada alimento, especialmente si se han usado para preparar carnes crudas y antes de colocar alimentos cocinados o frutas y verduras.   
  3. Es importante que el material sea plástico u otro material no poroso, que sea fácil de limpiar. Su superficie debería ser lisa y sin grietas, ya que es en esas irregularidades  donde crecen y se mantienen las bacterias.

TEMPERATURAS DE COCCIÓN

Es importante cocinar los alimentos correctamente para que sean inocuos, esto se logra alcanzando las temperaturas adecuadas.

Con un termómetro para carne podemos asegurarnos de su cocción, ya que no podremos saberlo con solo mirar el color.

Alimentos Temperaturas internas
Carne de res, cerdo, ternero, cordero, filetes, asados y chuletas 145 °F (63 °C) dejándolos reposar por 3 minutos
Pescado 145 °F (63 °C)
Carne molida de res, cerdo, ternero, cordero 160 °F (71 °C)
Platos con huevos 160 °F (71 °C)
Pavo, pollo y pato, enteros, en piezas o molidos 165 °F (74 °C)

CONSUMO Y ALMACENAMIENTO

Nunca está de más recordar lavarse las manos antes de comer. Tampoco la advertencia sobre el uso de platos, tablas o utensilios que anteriormente fueran usados para carnes crudas.   

En caso de no servirse inmediatamente, deben de mantenerse a una temperatura superior a 60°C. Consideremos también mantenerlos envueltos y dentro de un envase térmico (pero por poco tiempo). 

Los alimentos sobrantes no pueden dejarse a temperatura ambiente durante más de 2 horas, o menos si la temperatura es superior a 32°C, ya que las bacterias pueden crecer y multiplicarse rápidamente. Lo ideal es refrigerarlos.

Los alimentos fríos (como ensaladas) se deben mantener por debajo de 4°C, podríamos mantenerlos en una hielera con hielo hasta el momento de servirlos.

Parrilladas seguras_1

Su salud y la de sus invitados es lo primero, esperamos que estas recomendaciones den como resultado barbacoas y parrilladas más seguras, saludables e inolvidables, de la mano de las herramientas actuales, modernas y responsables para conservar los alimentos.

Gracias por leer nuestro blog; si el contenido le fue de utilidad, compártalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *